Servicios

Recogida de residuos

residuos_organicos


 

Es el elemento diferenciador en la gestión de nuestra Entidad con respecto al resto de Entidades Locales dado que prestamos el servicio de forma directa en 26 municipios de la Comarca del Aljarafe y Entorno de Doñana, dando servicio a más 247.000 habitantes censados.

Para dar este servicio se utilizan los contenedores denominados de materia orgánica y "fracción resto", donde pueden depositar los usuarios tanto residuos orgánicos, como aquellos residuos inorgánicos que no pertenezcan a ninguna de las categorías de recogida selectiva. A estos pertenecen los desechos de alimentación de consumo doméstico, residuos procedentes de calles y viviendas, residuos orgánicos procedentes de actividades hosteleras, residencias, colegios, centros deportivos, locales de negocios y otras actividades similares, así como los producidos en mercados, grandes superficies, autoservicios y establecimientos análogos.

Este modelo tradicional de recogida se efectúa en contenedores verdes de polietileno de diferentes capacidades, situados en la vía pública, cuya localización va precedida de un estudio técnico de contenerización según ratio de población y generación de residuos, y además consensuado con los Ayuntamientos afectos. En la actualidad están ubicados más de 6.500 contenedores, que son recogidos por equipos especializados con camiones recolectores compactadores de alta tecnología, con un diseño de 17 recorridos para los 26 municipios.

También existe la recogida soterrada de la fracción orgánica, para lo que hay habilitado grupos de contenedores, donde el usuario deposita los residuos a través de buzones, que son extraídos hidráulicamente al exterior para su vaciado.

Se procede a su vez y como servicio complementario la limpieza de contenedores, con una periodicidad de lavado de 15 días.
La Mancomunidad aplica el principio de jerarquización de opciones en la gestión en relación con los residuos urbanos y que en orden decreciente son:

  • Reducción
  • Recuperación
  • Eliminación en vertedero controlado
  • Reutilización
  • Valorización y aprovechamiento

 

El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

residuos_papel

No debes depositar aquí: Envases tipo bricks / Anillas de Cuadernos / Cartones manchados de grasas.

 

Mancomunidad RSU Guadalquivir realiza el servicio de recogida de papel-cartón en todo su ámbito, contando para ello con vehículos recolectores adecuados a dicho trabajo. En cinco años se ha pasado de recoger 846 toneladas a 2.279 toneladas, lo que supone un incremento del 169% y 9,22 kgms/habitante/año.


EL CICLO DEL PAPEL-CARTÓN

1.- Para la fabricación del papel se usan maderas de árboles, que se cultivan en plantaciones forestales. Este sistema produce ventajas como la absorción por la masa forestal de CO2, ayuda a conservar y renovar los bosques naturales y fija población y riquezas en zonas rurales.

2.- El papel se fabrica con fibras de celulosa procedente de la madera, del papel recuperado o de una mezcla de ambos. Las fábricas papeleras convierten las fibras de celulosa recicladas o vírgenes en papel, con el que se elaboran diferentes productos: libros, periódicos, cajas de cartón, etc.. Las fábricas en su proceso son cada vez más respetuosas con el medioambiente.

3.- El papel usado NO es basura se puede reciclar y se envían de nuevo a las fábricas papeleras para convertirlo en papel nuevo. USA EL CONTENEDOR AZUL para depositar el papel y el cartón.

Con el reciclaje se aprovecha al máximo un recurso natural como la fibra de celulosa (árboles), se reducen las emisiones de gases a la atmósfera y reduce el tratamiento y eliminación en vertederos.

La industria papelera española es líder en reciclaje en la Unión Europea. En una década, según datos de Aspapel (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón), se ha pasado de recuperar 2,1 millones de toneladas en 1996 a 4,6 millones de toneladas en el año 2006.

 

El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

residuos_envases

No debes depositar aquí: Juguetes de plástico / Envases de aceite de coche

 

Mancomunidad RSU Guadalquivir efectúa el servicio de recogida selectiva de envases, con un ratio de contenerización de 1 contenedor por cada 421 habitantes. Realizando este servicio durante todos los días del año con dos vehículos recolectores. La concienciación ciudadana ha hecho que este servicio haya tenido el mayor incremento porcentual de recogida en el ámbito. Se ha pasado en cinco años de recoger 303 toneladas a 867 toneladas en el último año, con un incremento del 186%.

En abril de 1997 se publicó la Ley de Envases y Residuos de Envases, que obliga a las Entidades Locales a cumplir unos objetivos marcados, así como a fijar los sistemas de financiación necesarios para cumplirlos:

  • Recuperación entre un 50% mínimo y un 65% máximo en peso.
  • Reciclaje entre un 25% y un 45% máximo en peso.
  • Mínimo de un 15% en reciclaje de material.

Mancomunidad tiene suscrito un Convenio de colaboración con el Sistema de Gestión autorizado, Ecoembes, S.A., que tiene por objeto el cumplimiento de los objetivos marcados por la Ley y que es actualizado anualmente.

El impacto que causan estos materiales en el medioambiente son altamente contaminantes y su período de degradación amplio. Por esto la concienciación ciudadana para un uso de los medios adecuados es una preocupación objetiva y necesaria, para ello desde Mancomunidad en colaboración con Ecoembes, S.A.se elaboran y llevan a cabo Campañas de Sensibilización anuales, sobre todo dirigidos a Colegios y colectivos sociales que pretenden inculcar las buenas prácticas medioambientales en la sociedad e iniciando esta entre las generaciones futuras.

La fracción de envases por su amplia variedad de materiales: plásticos de diferente composición, bolsas de almacenaje, metales y brik, hacen necesaria una clasificación selectiva que permite posteriormente, y una vez separados los materiales, enviarla a las diferentes empresas recicladoras especializadas en los diferentes materiales.
El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

residuos_vidrio

No debes depositar aquí: Tapones de corcho - tapaderas o chapas / Líquidos / Vasos o vajilla de cerámica / espejos o cristales / Bombillas

 

De todos los envases existentes en el mercado, los vidrios contribuyen especialmente a conservar el medio ambiente: la materia prima es abundante, su extracción es sencilla y no contaminante, su degradación y erosión física no liberan ningún tipo de sustancia y para su fusión se puede emplear cualquier tipo de energía. El vidrio es un material con un reciclado idóneo aprovechando íntegramente la materia, de modo que reduce la extracción de más materias primas, mantiene sus cualidades tras el reciclado, siempre es reciclable y ahorra energía en el proceso de fabricación de nuevos envases.

Nuestra Entidad tiene suscrito Convenio de colaboración con Ecovidrio para la consecución de objetivos de reutilización adecuados con diferentes proyectos y actuaciones en contenerización, para dar un buen servicio a los usuarios de nuestro ámbito. En la actualidad existen 551 contenedores tipo iglú, lo que supone 1 contenedor por cada 435 habitantes.En cinco años se ha pasado de recoger 1.186 Tm a 1.711 Tm, lo que supone un aumento del 44,26%. La tasa de reciclado en España se sitúa en el 56,50% en el año 2007.

La Mancomunidad para dicho servicio, que se realiza todos los días del año, posee un flota adecuada de camiones y personal especializado, que permite una recogida cíclica de vaciado de los contenedores. Estos vehículos trasladan el material directamente a las plantas recuperadoras.

El contenedor iglú verde debe ser utilizado para la función que tiene, evitando introducir material en él que retrasa el proceso de reutilización. Se depositarán en ellos botellas y botes de cristal, evitando introducir bombillas, fluorescentes, espejos, bolsas de plástico y tapas o tapones procedentes de los frascos o botellas.
El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.


 

Mancomunidad ha puesto a disposición de los ciudadanos y ciudadanas un servicio de recogida domiciliaria de recogida de muebles y enseres, desechos de origen doméstico que por su forma, volumen, peso o características no pueden, ni deben ser depositados en los contenedores dedicados a la materia orgánica. Con esto también se evita una imagen que afecta al entorno donde vivimos de depósito indiscriminado, ya sea junto a contenedores o abandonados en la vía pública.

Es un servicio a demanda del usuario, que mediante aviso telefónico al número 955700138, o bien mediante formulario de contacto en esta web, concierta la recogida en su domicilio, de forma gratuita, y de acuerdo con rutas establecidas a las diferentes localidades. El número máximo de bultos es de 8 por recogida.

Para este servicio se cuenta con dos vehículos caja abierta que prestan el servicio durante todos los días de la semana, incluidos sábados, domingos y festivos.

Estos residuos pueden ser depositados por el usuario directamente en los diferentes Puntos Limpios ubicados en el ámbito de la Mancomunidad (Espartinas, Bollullos de la Mitación, Pilas, Isla Mayor, Umbrete y Villamanrique de la Condesa, La Puebla del Río o Aznalcollar).
El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

Por los residuos de poda y jardinería, se entiende el conjunto de ramas de distintos tamaños, leñosas y verdes, así como la gran cantidad de hojas con la variación de cada especie acumuladas por tal actividad.

De este modo el depósito de residuos de podas y jardinería por parte de los ciudadanos se realizará conforme a las siguientes reglas:

- Para cantidades inferiores a 20 litros diarios, los propietarios de estos residuos deberán depositarlos, dentro de bolsas perfectamente cerradas, de plástico distinto al PVC, impermeables, difícilmente desgarrables y con gramaje superior a 20 gramos por metro cuadrado, en el interior del contenedor específico que tenga asignado.

- Para cantidades superiores a los 20 litros, pero inferiores a los 100 litros los propietarios deberán obligatoriamente transportarlos a un Punto Limpio.

- Cuando los Residuos de podas y jardinería excedan los 100 litros, los propietarios deberán realizar directamente su transporte para depositarlos en las Plantas de Selección Transferencia, previo pago de las tasas previstas en las Ordenanzas Fiscales.

Además, en todos los depósitos de Residuos de podas y jardinería, el promotor de la obra será responsable de la suciedad que se pueda ocasionar en la vía pública a causa de estas actividades, estando obligado a dejar limpio el espacio urbano afectado.

El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

Los Residuos de Construcción y Demolición los incluidos dentro del Grupo 17 del Catálogo Europeo de Residuos, tales como metales, hormigón, ladrillos, tejas, materiales cerámico, madera, vidrio, plástico, tierra, etcétera.

En este sentido se deberá tener en cuenta que:

- Por obras menores de construcción y reparación domiciliaria habrá de entenderse todas aquellas que no afectan a la estructura o elementos sustentantes de un inmueble, tales como obras de cerramiento y vallado de fincas, cubrimiento de terrazas, anuncios luminosos y que, además, son de sencilla técnica, de escasa entidad constructiva y económica, de simple reparación, decoración o cerramiento y que no precisan de proyecto firmado por profesionales titulados ni de presupuesto elevado.

- Por residuos inertes se entenderá todos aquellos que no experimentan transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas. Los residuos inertes no son solubles ni combustibles, ni reaccionan física o químicamente de ninguna otra manera, ni son biodegradables, ni afectan negativamente a otras materias con las cuales entran en contacto de forma que puedan dar lugar a una contaminación del medio ambiente o perjudicar a la salud humana. En ellos, la lixiviabilidad total, el contendido de contaminantes de los residuos y la ecotoxicidad del lixiviado son insignificantes y no ponen en peligro la buena calidad ecológica de las aguas superficiales y/o subterráneas.

El incumplimiento de las normas establecidas para el adecuado vertido y tratamiento de los residuos que se relacionan, podrá conllevar una sanción económica en los términos establecidos en la ordenanza reguladora de la Mancomunidad RSU Guadalquivir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies